Envases metálicos para pintura

envases metalicos para pintura

Envases metálicos para pintura

Sin duda los envases metálicos para pintura son los más adecuados para el correcto mantenimiento de este material. Y es que no existe mejor recipiente para depositarla y acumularla que los envases metálicos para pintura. Pintores profesionales, amateurs y demás usuarios que están en contacto con pintura, tanto en su día a día como no, recurren a este tipo de recipientes. Y es que sus ventajas van desde el transporte hasta la conserva.

Pero ¿por qué son tan adecuados estos recipientes? Por muchas razones que en este texto vamos a intentar enumerar y explicar. En primer lugar, por ser recipientes totalmente herméticos. Esta característica permite el adecuado conservado, sin ningún tipo de fuga y, por supuesto, permitiendo la posibilidad de almacenar durante mucho tiempo este material sin que este pierda ningún tipo de propiedad. Fantástico, ¿no?

Además, los envases metálicos para pintura son recipientes fabricados no solo para el almacenamiento, también para ofrecer diversas soluciones. Por ejemplo, una vez abierto el bote de pintura, existen modelos que permiten volver a conservarla, almacenándola de forma hermética perfectamente. Seguro que en casa acumulas un par de envases llenos de esa pintura sobrante que te sobró hace ya un tiempo. Lo mejor de todo es que, si tus envases son adecuados y los cerraste de forma hermética en su día, podrás volver a utilizar esa pintura cuando desees.

Los envases metálicos se han asentado como la principal opción para el transporte, conservado y manipulación de todo tipo de pintura, laca, barnices y demás productos. Cabe reseñar que estos envases metálicos para pintura poseen otras particularidades que les diferencia de las latas para conserva de alimentos, por ejemplo. No están preparados para tratamientos de esterilización, el producto no lo requiere.

Entre las principales características:

  • La perfecta conserva del contenido.
  • Ejercer de cubeta en el momento de su uso. Será importante que estos dispongan de una boca lo más grande posible para poder introducir pinceles o brochas en su interior, aunque esta característica tampoco es prioritaria.
  • Permitir el guardado hermético de la pintura sobrante. Para ello, será imprescindible disponer de un aro o un tapón a presión para poder abrir y cerrar eficientemente estos envases metálicos para pintura.

 

Ventajas de los envases metálicos

Los envases metálicos son uno de los equipamientos más recurrentes tanto en el sector alimenticio como en el industrial. Nuestra vida cotidiana nos mantiene en contacto con ellos constantemente, y es que sus múltiples beneficios los hacen imprescindibles.

Se trata, además, de un material reciclable. Y es que existen datos que avalan que aproximadamente el 84’5% de estos envases son reciclados. Es decir, 8 de cada 10 recipientes metálicos acaban siendo reutilizados. Una cifra muy esperanzadora en materia medioambiental. Y es que este material cuenta con una vida infinita, siendo reutilizables y reconvertibles.

Los envases metálicos para pintura son aptos para la conservación de este material durante largos periodos de tiempo. Las condiciones que posibilitan estos recipientes son ideales para que elementos como la luz, la variación térmica, la suciedad o las bacterias no interfieran en la conservación del producto. Esta característica es fundamental sobre todo cuando hablamos de la conservación de alimentos. Pero, en el caso de materiales como lo son pinturas, barnices y demás también es fundamental que las condiciones sean lo más propicias posibles para que el material conserve todas sus propiedades.

 

¿Qué tipos de cerramiento podemos encontrar en los envases metálicos para pintura?

En Imvsa los dividimos en tapa móvil y tapa fija. Los primeros pueden equipar tanto tapas a presión como tapas tulipa, pail, tapas planas o con aro de ballesta, entre otras posibilidades. Por otro lado, en Imvsa también disponemos de distintos modelos de tapas fijas con tapón, en diferentes tamaños y capacidades.

La principal diferencia entre una tapa móvil y un fija reside, principalmente, en la posibilidad de extraer la cantidad de, en este caso, pintura deseada y volver a cerrarlo de nuevo, pudiendo conservarla así y facilitando mucho más su manejo.

 

Personaliza tus envases metálicos para pintura

¿Quieres disponer de envases de pintura personalizados con el logo de tu empresa? Con Imvsa es posible. Tanto para grandes empresas como para aquellos negocios que buscan detallar su producto para sus clientes más fidelizados. Convertir un bote de pintura en un elemento corporativo que además se convierta en un producto publicitario es posible.

 

Tus envases para pintura con Imvsa

En definitiva, nuestros envases metálicos para pintura son fundamentales para un adecuado almacenado y conservado de pintura. Confía en Imvsa.

Uso de cookies

Nuestro sitio web utiliza cookies de terceros para obtener información sobre la navegabilidad de los usuarios. Si continuas navegando por nuestra web, consientes la instalación de estas cookies en tu equipo. Puedes obtener información más detallada sobre el uso de nuestras cookies, pulsando en el botón Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies